Blogia
lasdel8

ESTE CUERPO ES MÍO, YO DECIDO

ESTE CUERPO ES MÍO, YO DECIDO

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Ayer, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se vivió una jornada de protesta y reivindicación, en el Paseo de Independencia de la ciudad de Zaragoza.

Nosotras las mujeres decidimos;

Saltar de la infancia intelectual, en la que nos entierra el patriarcado; brincando con la insumisión, la insubordinación y los modelos imaginarios, las rutas por descubrir y los caminos hallados, las broncas por dejar el silencio, cantando las cuarenta a ese mundo, que nos abandona al sentimentalismo y a la dependencia sin fondo

Planificar nuestra propia familia poniendo y quitando, al gusto, uno, dos o más órganos; proyectando nuestra capacidad reproductiva día a día; eligiendo abortar hoy, o siempre; prefiriendo parir, no como un objeto de la prisa, sino permitiendo a la naturalidad dar la vida.

Aplicar las matemáticas de la visibilización y la inclusión, de forma oral o escrita, integrando a todas las personas en el mismo género: el de la existencia.

Romper las tallas que no son de nuestros cuerpos, creadas por modistos a sueldo y compradas por quienes no han tenido, ni tendrán, sueños

Regalar la dependencia emocional y económica; el sometimiento, la sumisión, el sacrificio y la complacencia; la filiación a un estilo de pseudo vida, ese que nos vendieron como propio, sin preguntarnos la estrategia ni esperar la respuesta debida.

La manifestación comenzó en Glorieta Sasera entre pancartas, reparto de octavillas, lemas a pulso de pulmón, sonido de gaiteras y batukada. En el recorrido, se fueron precintando diferentes espacios que representan la militarización de nuestra ciudad; porque las feministas somos antimilitaristas. Al igual que la invisibilización y desinformación que nos obligan a respirar las empresas de “incomunicación”; la estigmatización de nuestros cuerpos que nos marcan las sociedades de moda incómoda.

Como colofón, hicimos lo propio, con la “rata de dos patas” de color azul y ojos saltones, que se hace llamar Fluvi. Símbolo del derroche, la especulación y el capitalismo más desaforado que sufre nuestra ciudad de Zaragoza, en manos de un Consistorio irresponsable y descabezado, como su mascota, claro.

El acto terminó con la lectura del manifiesto a las puertas de la Diputación Provincial.

 

ESTE CUERPO ES MÍO, YO DECIDO

Transformando nuestra palabra en rabia, nuestra rabia en fuerza, nuestra fuerza en lucha.

Hoy 8 de Marzo, no es día ni de flores ni de bombones; es un día que aprovechamos para transformar nuestra rabia en eficacia.

Somos luchadoras del día a día, radicales, desafiantes, bolleras, marginadas, anticapitalistas, feministas, subversivas, desviadas y transgresoras.

Subversivas; no creemos en la maternidad ni como instinto ni como destino, sino como una opción más. Consideramos el parto y el aborto, decisiones legítimas y nos posicionamos en contra del control de nuestra sexualidad.

Desafiantes; cuando nos hacemos públicas y visibles; cuando resistimos las agresiones en forma de violencia simbólica, psíquica, física e institucional.

Marginadas; nos sitúan en la periferia del sistema social. Somos mujeres maltratadas, sin recursos, delincuentes, drogadictas, “discapacitadas”, putas, trabajadoras sexuales, desarraigadas, solas, viejas, las que no existen hasta que son asesinadas, las que trabajan sin salario y las mismas hacia quienes dirigen políticas asistenciales y de inserción, privándolas de derechos y haciéndolas invisibles para su mayor explotación.

Anticapitalistas; nos oponemos a un Aragón controlado: Gritamos No a la ley de ordenanza “Incívica, No a Gran Scala, No a las bases de la OTAN y No a la Expo. Y lo decimos nosotras, las putas.

Feministas; creemos que la revolución de las mujeres ni empezó ni se limita a los movimientos controlados, institucionales, encorsetados en lo políticamente asumible, en los cuales, pretenden encerrarnos. No queremos vuestra “ley de igualdad” sino acabar con la desigualdad destruyendo la jerarquía patriarcal.

Radicales; no queremos ser mujeres explotadas, precarizadas, militarizadas. No queremos leyes de violencia de género que nos victimicen y nos infantilicen para “protegernos” sin atacar el asunto de raíz. No queremos tolerancia, queremos lo que es nuestro.

 

Somos las que decidimos: Este cuerpo es mío y no se toca, no se viola, no se golpea, no se acalla, no se categoriza, no se grita, no se censura, no se niega, no se encierra, no se controla, no se subordina, no se domestica, no se olvida, no se invisibiliza, no se destruye, no se intimida, no se aliena, no se frena, no se insulta, no se culpabiliza, no se ignora, no se le margina, no se mata.

Este cuerpo es mío, y decide porque es autónomo; Se rebela, transgrede, actúa, crea, construye, se pronuncia, se enuncia, se agrupa, contesta, habla, se masturba, grita, exige, conoce, cambia, sabe, rechaza, desobedece, se desvía, reclama, ama, odia, cuestiona, es fuerte, público, resiste y lucha, se empodera y dice:

 

NO AL PATRIARCADO Y AL CAPITALISMO

 

lasdel8.blogia.com

d-generadas.blogspot.com

 

Ver fotos:

http://picasaweb.google.es/OTAN.NO.NO/EsteCuerpoEsMOYoDecido?authkey=uA_fNISbcv0

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres