Blogia
lasdel8

Tropas israelíes disparan contra personal médico

 

*Eva Bartlett- Intimada electrónica

El 7 de enero, un activista español de Derechos Humanos  abogado y realizador de documentales, Alberto Arce, y yo acompañamos a médicos palestinos a recoger el cuerpo de un hombre que había sido tiroteado, por las Fuerzas Israelíes invasoras. Nos dispararon  cuando los médicos traían el cuerpo hacia la ambulancia. Ocurrió en Dawwar Zimmo, al Este de Jabaliya, cerca de la zona que ocupada por los soldados israelíes desde que comenzó la invasión. Se cree, que en este mismo lugar ha habido decenas de personas heridas gravemente, por bombas o por disparos realizados por el ejército israelí. Muchas de los cuerpos permanecieron tirados y sin vida, durante días o semanas fuera del alcance de médic@s, siendo su deber recuperarlos.

Hassan al_Attal y Jamal salieron de la ambulancia, una ambulancia donde se leía claramente 101, se aproximaron al cuerpo sin vida que estaba tendido en el suelo, en medio de la calle. Vestían los uniformes de la Cruz roja palestina. Hassan llevaba un chaleco rojo reflectante y Jamal lo llevaba naranja y blanco, también reflectante. Se aproximaron lentamente, con las manos vacías excepto porque llevaban una camilla para retirar el cuerpo.

Arce grabó cómo los médicos retiraban el cuerpo sin vida, lo ponían en la camilla y volvían a la ambulancia. Arce continuaba grabando cuando los disparos comenzaron. Al parecer, fue un disparo de un francotirador, no de una ametralladora. Increíble. Hassan y Jamal continuaron intentando evacuar el cuerpo, corriendo con el cuerpo del hombre al principio y finalmente, tuvieron que abandonarlo para poner a salvo sus vidas.

 

Jamal, con su chaleco de médic@s voluntario@s y junto a la ambulancia claramente rotulada (Eva Bartlett)

Eran más o menos las 1.30 p.m, el primer día que Israel auto declaró “el alto el fuego” y los francotiradores se dedicaban a disparar al personal médico. La sirena de la ambulancia todavía estaba funcionando, el conductor salió apresuradamente para salir del campo del francotirador y evitar que nos diera a nosotr@s y a él mismo. Fuimos a recoger rápidamente a Hassan y Jamal.

En los días que precedieron a este ataque siete médic@s habían sido asesinad@s desde que comenzó la invasión aérea y terrestre del ejército israelí contra la población palestina. Decenas más han sido herid@s y Hassan se ha unido al grupo. Una bala de un francotirador alcanzó su muslo, en el caos que acompañó su entrada a la ambulancia, la sangre empezó a teñir sus pantalones de rojo y nos dimos cuenta de que estaba herido.

Est@s médic@s son conscientes del peligro e incluso much@s están acostumbrad@s al riesgo mortal que supone su trabajo, enfrentándose con soldados israelíes invasores, que aparentemente, no tienen en cuenta la Convención de Ginebra: La cual permite y obliga a l@s médic@s a recoger a personas heridas y muertas, sin ser disparadas por el ejército invasor.

Fue terrible. Pensé que perdíamos a los dos. Son dos hombres jóvenes y extraordinarios en su trabajo, merecedores de condecoración. De 10 a 15 segundos costó saltar a la ambulancia y cerrar la puerta, fue un momento doloroso y largo, durante el cual me temía lo peor. Cuando lo conseguimos, una bala alcanzó la puerta de atrás de la ambulancia.

Los médicos trabajaron rápidamente en el muslo de Hassan: La bala penetró por la parte alta de su muslo izquierdo, hundiéndose en el muslo y saliendo un par de centímetros más allá, de la entrada de la herida. Fue muy valiente a pesar del dolor.

La cámara de vídeo de Arce grabó el incidente, recoge el testimonio de lo que estamos viendo, lo que l@s médic@s nos cuentan que están viviendo y lo que las autoridades israelíes beligerantemente continúan negando: Israel está atacando al personal médico, de la misma forma que a periodistas, civiles y estos días en Gaza, atacan a cualquier cosa que se mueva.

No hay ningún sito seguro para refugiarse, ni seguridad, ni se puede garantizar el Servicio médico.

*Eva Bartlett es una activista de Derechos Humanos, abogada y freelancer. En el 2007, estuvo ocho meses viviendo en comunidades de Cisjordania y cuatro en el Cairo en el paso de Rafah. Ella ha permanecido en la Franja de Gaza desde que llegó en el tercer barco del Movimiento Free Gaza, en Noviembre. Ha trabajado con el ISM en Gaza, acompañando ambulancias, siendo testigo y documentando el desarrollo de los ataques israelíes desde el aire y la invasión terrestre de la Franja de Gaza.

Fuente: ISM Media group

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres