Blogia
lasdel8

Mujeres palestinas e israelíes juntas

http://youtu.be/kwQzeyX9DTI

 

Mujeres palestinas e israelíes juntas para celebrar la Jornada de la mujer, que aquí en Jerusalén asume una connotación particular: ninguna protesta o reivindicación partidista, solamente creemos que es un ejemplo a imitar y un mensaje para todos.

La cita es en La Puerta de Jafa; un grupo de mujeres judías provenientes de diversas partes de Israel y de Jerusalén se encamina hacia los muros de las ciudades hacia la puerta de Herodes, abierto al barrio árabe musulmán de la Ciudad Vieja, en donde las esperan, con sonrisas y comida árabe, un grupo de mujeres palestinas.

Nada se da por sentado en una ciudad en donde todo está dividido a causa de un conflicto que ha creado y continúa creando, incluso entre gente común, prejuicios y desconfianza.

La creadora de esta iniciativa, sostenida por primera vez por el Municipio de Jerusalén, es la israelita Dvora Pearlman."La situación no respecta concretamente sólo a las mujeres, hay tantos "modos viejos", que están muy enraizados, sobre todo aquí en la Ciudad Vieja.

Lo que promovemos es un nuevo camino: en lugar del camino de la separación, la nueva vía es la unificación, un camino hacia la unidad. ¿Cómo y cuando sucederá? Yo espero que suceda hoy". Y fue un éxito, a juzgar por esta imágenes que narran todo el deseo de encontrarse, de estar juntas, de conocerse, a pesar de la diferencia de cultura y de lengua."Un día muy bello, muy particular porque estamos mujeres israelíes y árabes, es algo muy bueno estar todas juntas". "Nosotras vivimos un conflicto aquí. Pero las mujeres queremos vivir juntas y en paz, pero sólo las mujeres pueden hacerlo"."Hoy es maravilloso, hay más mujeres palestinas que judías, ya desde hace muchos años las mujeres buscan crear este proceso de paz y parecen cansadas de escalar la montaña para alcanzar este objetivo de paz, y hoy es un milagro y siento que sucedió algo nuevo aquí ahora". 

El programa del día: un paseo juntas por las calles de la Ciudad Vieja y luego en la tarde la visita a los museos de la ciudad. Sin hacer nada en particular, estas mujeres hoy aquí en Jerusalén han vivido y mostrado un camino nuevo.

Convencidas que la paz pueda venir del corazón, y sobre todo del corazón de las mujeres, madres fuertes y valientes que luchan por el futuro de esta tierra y de sus hijos. "Quiero decirte que mi hijo tiene 18 años y está por comenzar el servicio militar, desde que era pequeño, cuando lo llevaba a la maternal y lo abrazaba, le decía: ’un abrazo al día traerá la paz’.

Y hoy le dije: ’Tomar estoy yendo ahí por ti, porque quiero obtener esta paz para ti’".La esperanza es que esta tierra, esta ciudad, pueda un día parecerse a ellas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres