Blogia
lasdel8

Micropolíticas y amor: los afectos en colectivo

Micropolíticas y amor: los afectos en colectivo
Belén Macías Marín
http://www.diagonalperiodico.net/Micropoliticas-y-amor-los-afectos.html

‘Copylove: procomún, amor y remezcla’. Las palabras clave de la 14ª edición del festival Zemos98, celebrada del 11 al 15 de abril en Sevilla, podían llevar a pensar en licencias libres para amar, compartir y mezclarse, lo que remitiría al poliamor, las relaciones libres y/o las orgías... Ah ¿no? ¿Entonces, de qué modernez estamos hablando en esta ocasión?

En realidad, el equipo de Zemos98, que trabaja entre la cultura libre y el pensamiento crítico, ha estado reflexionando durante los últimos cinco meses sobre algo bastante cotidiano: la importancia de los afectos y los cuidados en los proyectos colectivos. El entusiasmo, la sensación de pertenencia, el agotamiento, el apoyo mutuo, el humor, las torpezas, la confianza, la vulnerabilidad... cuestiones que casi nunca se explicitan en las comunidades, aunque resulten fundamentales para su propia existencia y, en muchas ocasiones, también sean la causa de su final. Piensen en sus propios proyectos, ya sean políticos, de convivencia o laborales. En un momento en el que tratamos de imaginar y construir un nuevo paradigma que ponga la vida y el bienestar de las personas en el centro, tendríamos que ser capaces de empezar por casa. Pero hay pocos grupos que logren gestionar bien estos procomunes invisibles, como los han dado en llamar en el colectivo sevillano. La tradición feminista hace mucho que se ocupa de ellos, pensarlos como procomunes nos ayuda a identificarlos como recursos compartidos gracias a los cuales existe la comunidad.

Para enriquecer la reflexión con todas aquellas personas que se quisieran unir, la gente de Zemos lanzó la convocatoria de las ‘residencias copylove’, “espacios y tiempos abiertos a la investigación y el aprendizaje en primera persona”. Para la conceptualización y desarrollo de estas residencias contaron con la colaboración de Rubén Martínez y el equipo de Colaborabora. Una pequeña representación de la comunidad DIAGONAL aterrizó en las residencias de abril, en pleno festival, cuando ya habían tenido un par de encuentros con comunidades locales en febrero y marzo. Aquí rescatamos de forma muy esquemática algunas de las cuestiones que surgieron estos días y que nos pueden servir para la reflexión en los propios grupos.

Amor romántico
Los grupos no están a salvo

En este periódico ya hemos arremetido en alguna ocasión contra la idea del amor romántico (ver la entrevista a Mari Luz Esteban). En la segunda sesión de las residencias de abril nos planteamos que esta construcción no afecta sólo a las parejas, sino también a los grupos. Marta Malo y Débora Ávila, de Ferrocarril Clandestino, una comunidad de apoyo mutuo entre personas migrantes y autónomas, nos ayudaron a entender esto y que ni los grupos ni los afectos surgen de forma natural o espontánea, sino que son construidos artificiosamente sobre unas reglas explícitas e implícitas.

Los discursos hegemónicos sobre el amor calan en nuestras prácticas colectivas de diferentes formas. La posesión o el intento de control de los otros en el grupo, porque de algún modo “te pertenecen”. El romanticismo o la identificación plena o fusión con el colectivo: “Si yo estoy mal, el grupo debe morir conmigo”. El compromiso trascendente por encima de todo, el “hasta que la muerte nos separe” que se convierte en la militancia del sacrificio del “todo por el colectivo”. Y el reproche, el amor como continuo balance de cuentas, “tú te has burlado de mí, y pasas por mi lado para hacerme sufrir”, que decía Camela. Chavela Vargas, Loquillo y Falete ilustraron perfecta y respectivamente los otros casos.

Sigue leyendo en:

http://www.diagonalperiodico.net/Micropoliticas-y-amor-los-afectos.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres