Blogia
lasdel8

Sesos revueltos

Cansadas (9) Igualdad afectiva

Cansadas (9) Igualdad afectiva

http://nuriavarela.com/cansadas-9-la-justicia-afectiva/

El año que cumplimos 40 años, muchas de nosotras no teníamos pareja. Buena parte de nuestro cansancio venía de ahí, de las relaciones tan desiguales que habíamos mantenido. Estábamos cansadas de tanto trabajo, cansadas de cuidar, cansadas de discutir lo obvio, cansadas de que no había manera de repartir por igual, exactamente igual, los tiempos, el ocio, las amistades, las familias, los gustos, el dinero y, sobre todo, lo que no se veía, la generosidad, la empatía, la preocupación… Cansadas además, de hacer la ola cada vez que se producía algo parecido a “lo que debería ser”, cansadas de llevar el peso de la relación y, también, de las exigencias que no se sabe por qué nos habían caído en el reparto. Si queríamos que nuestras parejas fueran igualitarias, teníamos la obligación de formarles, enseñarles, hacer el proceso por ellos y, por supuesto, tener paciencia. “¡Me han educado así!”, era la respuesta habitual. Como si nosotras hubiésemos ido a colegios diferentes, hubiésemos crecido en familias diferentes o hubiésemos tenido otra tele. No se libraban de esto ni siquiera lo “mejores” aparentemente. Todos los estudios indican que los hombres más igualitarios son aquellos que han tenido una pareja feminista o segura de sus derechos y que ha peleado por ellos y se los ha exigido continuamente. ¡Qué agotamiento!
Cansadas, también, de sus caras de fastidio cuando nos iba bien. Cansadas de que no acompañaran en el éxito. Cansadas de que se sintieran menos por nuestros triunfos y en vez de celebrarlos casi tuviéramos que pedir perdón. Cansadas, en definitiva, de tanto compromiso con ellos mismos y tan poco con su pareja. Según el Instituto Nacional de Estadística, la edad media de las mujeres en el momento de la disolución de su matrimonio es de 41,2 años.
Y, ¿cómo son los hombres actuales respecto a las mujeres? Según Luis Bonino, y basándose en distintas investigaciones (Deven y otros, 1998; Godenzi, 1999; Bonino 2005), respecto a los cambios realizados por las mujeres, se pueden dividir en tres perfiles. En un primer lugar estarían los hombres favorables a los cambios de las mujeres. Las investigaciones indican que estos hombres representan actualmente no más del 5% de la población europea. Otros, en aumento, son acompañantes pasivos que delegan la iniciativa en las mujeres y también están los varones utilitarios, que no cuestionan su propio rol pero que se benefician de los cambios de las mujeres (por ejemplo que su pareja tenga un buen trabajo y un buen sueldo), sin reciprocidad. Son llamados también igualitarios unidireccionales ya que aceptan que las mujeres asuman “funciones masculinas” pero no a la inversa. En la práctica, estos varones son desigualitarios porque sobrecargan a las mujeres.
Luego están todos los contrarios a los cambios de las mujeres que conforman lo que llamamos neomachismo o posmachismo, como lo denomina Miguel Lorente en su libro “Los nuevos hombres nuevos. Los miedos de siempre en tiempo de igualdad”. Lorente sostiene que el género masculino ha urdido nuevas tramas para defender su posición de poder y éstas se basan en los supuestos problemas que la incorporación de las mujeres a la vida activa ha tenido, sobre todo, en el ámbito de las relaciones familiares. “Cambiar para seguir igual: ése ha sido el compromiso de los hombres para adaptarse a los tiempos, a las modas y a las circunstancias sin renunciar a su posición de poder, y sin que ninguno de los cambios deteriorara su sólida posición en la estructura social”, afirma Lorente. Es más, añade que muchos de los que se manifiestan como defensores de las mujeres en realidad no lo son. Son los mismos de siempre, con distinta envoltura.

El año que cumplimos 40 años, yo tenía un trastero en Leganés. Era la frase que, a modo de mantra, repetíamos en el círculo de amigas para exorcizar las mentiras del amor romántico, la frase que nos hacia reír y poner los pies en el suelo. “Yo tenía un trastero en Leganés” es sin duda mucho más prosaica que la ya mítica “Yo tenía una granja en África” pero el año que cumplimos 40 años ya estábamos cansadas de Hollywood y sus grandes mentiras, ya sabíamos, nos lo había explicado Gabriela Acher, que el Príncipe Azul destiñe. ¡Cuánto daño han hecho a nuestra generación Memorias de África, Oficial y Caballero y Pretty Woman! Sin embargo, aún no teníamos respuesta a la pregunta que la propia Acher había tratado de contestar: “Si soy tan inteligente… ¿por qué me enamoro como una imbécil?”
Hace unos cuantos años, quizá ocho o nueve, al terminar una jornada sobre violencia de género con organizaciones de mujeres de Pamplona, les pregunté qué planes tenían, sobre qué cuestiones iban a trabajar en los meses siguientes y me contestaron que sobre el amor.
Confieso que casi me molestó. Con todo lo que teníamos que hacer, con tantas cuestiones todavía por arreglar, pensaba yo, ¡y aquellas mujeres valiosas estaban decididas a dedicar sus esfuerzos al amor! Se lo dije, comenzamos a hablarlo, casi a discutirlo y me fui de allí un tanto decepcionada.
Pero le di vueltas a la idea porque si ellas estaban tan convencidas, por algo sería. Y comencé por mí misma. Comencé a preguntarme qué significaba el amor en mi vida, las relaciones de pareja, cómo habían sido, por qué habían funcionado o no y a fijarme en las mujeres que me rodeaban y hacer el mismo análisis.
Después de un tiempo me di cuenta de que por supuesto, tenían razón, claro que tenían razón. Yo era la equivocada. El amor y las relaciones de pareja continúan alimentando la desigualdad. Como diría Cristina Almeida, aún no hemos encontrado la justicia afectiva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Somos las nietas...

Somos las nietas...

Eyaculación Femenina

By Alma Proyecto Kahlo

Durante una relación sexual, ¿has sentido que tienes muchas ganas de orinar y no lo puedes controlar? ¿Has encontrado algunas manchas misteriosas en tus sábanas, colchas, lo que sea, después de la relación pero no huelen a orina o flujo? ¡No tienes nada raro, disfuncional o malo! Felicidades, ¡has eyaculado!

¡Ojo! La eyaculación femenina no va ligada al orgasmo; es decir, puedes eyacular y no tener un orgasmo, eyacular y tenerlo al mismo tiempo, o tener un orgasmo sin eyacular. Así que no te preocupes por nada, en estos temas no hay imposiciones; sólo ocúpate de disfrutar a tope cada experiencia sexual en la que te embarques.

Muchas veces esa sensación de “querer orinar” nos corta un poco el rollo e intentamos contenerla. ¡No lo hagas! Eyacular no es algo exclusivo de los hombres, también lo podemos hacer nosotras, sólo que no nos han explicado cómo, ni siquiera que tenemos la posibilidad. Pero antes de darte unos tips para lograrlo, te contaré un poco de la historia de la censurada eyaculación femenina.

Durante mucho tiempo la ciencia ha obviado, y hasta negado, la existencia de lo que podemos llamar la próstata femenina, la glándula de Skene; la cual al ser estimulada y/o presionada, expulsa un líquido de color lechoso y cierto sabor salado – que puede cambiar con nuestro ciclo menstrual -, y que no es lo mismo que la lubricación vaginal o la orina. Al ser estudiado, se ha dicho que la única diferencia que este líquido tiene con el semen es que no contiene esperma, pero sí aminoácidos, fructosa, ácido cítrico y algunas veces urea (por eso puede tener un leve sabor a orina).

La glándula de Skene se ubica entre la vejiga y la vagina y alrededor de la uretra (o en algunos casos en el interior de ésta); además colinda con la zona del punto G;  por eso podemos eyacular y tener un orgasmo al mismo tiempo con la correcta estimulación. Es un tejido esponjoso con un tamaño aproximado entre 2 y 5 cm (así de grande), aunque el tamaño varía dependiendo de cada mujer. Cuando nos excitamos, la glándula se inflama de líquido y no de sangre, y puede llegar a expulsar ¡hasta un litro! Por las cantidades y su ubicación es que nos da la sensación de orinar.

¿Qué por qué han negado la existencia de la próstata femenina? Bueno, para muestra basta un botón. La medicina habla de nuestros genitales como órganos internos, externos y secundarios, o como órganos esenciales y adicionales. La glándula de Skene, como el clítoris, son los únicos órganos cuya función es dar placer y no tienen fines reproductivos, y se consideran algo secundario, accesorio o adicional. Incluso muchas mujeres, cuando van a una consulta ginecológica a descifrar qué es ese líquido que segregan, son extirpadas de su glándula de Skene, porque “no les sirve para nada.”

La ciencia occidental post victoriana es la que decidió obviar la existencia de la glándula de Skene, puesto que hay datos de textos hindúes que hablan de la eyaculación, hasta Aristóteles e Hipócrates la reconocían como un hecho natural. En fin, para no seguir “haciendo corajes” pasemos a lo bueno: los tips.

  • Antes de empezar, compra unas sábanas oscuras porque será más fácil identificar la mancha blanca; también puedes comprar un cubre-colchón, por si eyaculas grandes cantidades. Lo mejor es no tener miedo a ensuciar la cama, siempre se puede lavar. Orina antes de practicar para que no quepa duda.

  • No contraigas la vagina en el momento previo al orgasmo. Nosotras tenemos la tendencia de contraer nuestros músculos antes del orgasmo, pero intenta, en ese punto de no retorno, soltar los músculos (si lo puedes hacer desde antes, mejor) y empujar.

  • Para conseguir la eyaculación, no es necesaria la penetración. Para eyacular necesitamos estimular (con cualquier cosa, de preferencia curva),  la pared frontal de la vagina, aquello que queda contra el hueso pubis; es decir, entre la vagina y el hueso.

  • Y no lo olvides; eyacular NO es orinar, no produce orgasmos, y el líquido que expulsamos NO es orina. No se trata de incontinencia urinaria ni de debilitamiento del suelo pélvico, como nos pueden decir algunos médicos o médicas.

Por cierto, hay personas que se pueden asustar o “incomodar” con nuestra eyaculación – hay muchas otras que lo disfrutan a montones-, así que puedes avisarle a tu pareja de que intentarás eyacular o que lo haces para evitar sorpresas.

Por último: no tienes que avergonzarte por nada, nosotras, nuestros líquidos, no son sucios. Nuestra sexualidad, nuestro placer no tiene que ser sutil, implosivo, limpio o bonito, ¡NO! Nuestro placer es como nosotras queramos que sea. Exploremos nuestra sexualidad, re-conozcamos y apropiémonos de nuestro hermoso y divertido cuerpo

Gracias Diana Pornoterrorista, sin tu taller este artículo no hubiera sido posible.

http://www.proyecto-kahlo.com/2013/07/eyaculacion-femenina/

Orgasmos por prescripción médica

El psicólogo neoyorquino Barry Komisaruk lleva 30 de sus 72 años investigando los beneficios del placer sexual en el bienestar de la mujer.

Su último estudio demuestra que el clímax estimula todas las áreas principales del cerebro y trata de encontrar posibles usos terapéuticos de la estimulación vaginal. En este momento la investigación de Komisaruk se centra en averiguar si el placer sexual puede ayudar en el tratamiento de pacientes con ansiedad, depresión o adicciones.

Durante su experimento, Komisaruk introdujo a sus pacientes en la cajas de resonancia magnética con el encargo de estimular su vagina hasta alcanzar el orgasmo. La monitorización cerebral de este proceso le ha llevado a algunas interesantes conclusiones que Komisaruk compartió al teléfono con BBC Mundo.

¿Qué pasa en el cerebro de una mujer durante un orgasmo?

Hay un enorme incremento de la actividad. Lo que hemos averiguado es que durante el orgasmo hay un impresionante incremento del flujo de sangre y de oxígeno en la cabeza, ambos nutrientes muy beneficiosos para el cerebro.

¿En qué consiste su análisis del cerebro?

cerebro

La estimulación cerebral que produce el orgasmo tiene muchos beneficios según Komisaruk.

Monitoreamos su actividad durante el clímax y observamos qué zonas se activan cuando la mujer tiene un orgasmo. Hemos visto que sus efectos beneficiosos llegan a todos los sistemas principales del cerebro. Me refiero al sistema sensorial, al sistema del control motor, etc.

Su estudio menciona que conocer los efectos del orgasmo en nuestra cabeza puede ayudar a superar la depresión, la ansiedad o la adicción, ¿cómo?

Es precisamente eso lo que queremos comprobar. Para ello, permitimos que el paciente vea el escáner de su propio cerebro en directo. Estamos en proceso de averiguar si visualizar los procesos de nuestra mente ayuda a controlarla. Hay una zona llamada núcleo accumbens que es el área del placer.

Esa área es activada por la nicotina, por el chocolate, la cocaína y también por los orgasmos. Mi pregunta es: ¿nos podemos enseñar a nosotros mismos a incrementar conscientemente la actividad en este núcleo observando su funcionamiento, ¿qué efecto tendría en pacientes con depresión o ansiedad?

¿Cuán conocidos son los efectos del orgasmo en la salud?

Prácticamente no hay estudios. Éste es el primero que se hace sobre sus consecuencias en el cerebro. Sí se ha estudiado el resultado del orgasmo en el corazón de la mujer y también los beneficios del orgasmo masculino para evitar el cáncer de próstata.

Se probó que las mujeres que tenían más orgasmos gozaban de mejor salud cardíaca. El estudio en hombres mostró que los varones con menos orgasmos no habían liberado sustancias tóxicas que estaban acumuladas en la próstata por la ausencia de eyaculación. Este factor les hace más propensos al cáncer.

¿Cuándo cree que su conocimiento del cerebro será suficiente hacer una prescripción médica oficial?

Yo ya lo recomiendo. Pero para lograr que se haga de manera regular se necesita investigar más. Dependerá de los hallazgos que hagamos en el futuro.

¿Es fácil conseguir dinero para la investigación de la sexualidad?

Es muy difícil. Las entidades que financian son reticentes a dar dinero para estudios sobre el placer y el sexo. En parte porque se enfrentan a la presión social. El gobierno no quiere involucrarse en investigaciones sobre la sexualidad por temor a que se le critique con el argumento de que hay problemas más serios.

¿Por qué está interesado en el orgasmo de la mujer y no del hombre, hay mucha diferencia entre ambos?

Hay más similitudes que diferencias. La razón por la que comencé a interesarme por el orgasmo femenino fue que encontré evidencias de que la estimulación vaginal tiene capacidad de bloquear el dolor sin necesidad siquiera de alcanzar el orgasmo.

Hemos demostrado que ambos placeres actúan como calmante, siendo el orgasmo más efectivo que la estimulación.

A raíz de ahí muchas mujeres me han dicho que utilizan la estimulación vaginal para reducir el malestar de la menstruación o el dolor causado por la práctica de deporte. Y les funciona

¿Entonces la estimulación vaginal puede aliviar el dolor a largo plazo o sólo a corto plazo?

Mis estudios sólo han logrado establecer que el orgasmo reduce el dolor menstrual inmediatamente y puede llegar a persistir horas.

El alivio de los dolores de espalda es otro efecto beneficioso de la estimulación vaginal y los orgasmos.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/08/130808_orgasmos_prescripcion_medica_mxa.shtml

La rebelión de las esclavas

Lurdes Orellana (psicóloga-sexóloga-feminista) | Para AraInfo

El sistema heteropatriarcal-capitalista no hace más que tocarnos las narices, y en concreto, a muchas, los ovarios. Conocemos sus estrategias de privatización y asfixia a través de recortes de derechos a la ciudadanía con ese vil discurso de “es por el bien de todos y debemos hacer esfuerzos” y cosas semejantes que en vez de hacernos responder como borregas, nos hace cada día alimentarnos de más odio y rabia.

Desde otoño de 2011, llevan violentándonos con recortes y agresiones constantes a la ciudadanía y en concreto, atacando a las libertades sexuales y a los derechos de las mujeres. Por nombrar algunos de los ataques:

  • El intento de echar abajo el matrimonio entre personas del mismo sexo o también llamado igualitario. Hecho homófono que quedó deslegitimizado por su propia justicia.
  • La amenaza, aún vigente, de reformar la actual Ley Orgánica de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que nos quitaría el derecho a decidir sobre NUESTRA maternidad y dejaría nuestros deseos, necesidades y bienestar-salud en el cubo de la basura.
  • Los ataques constantes al uso y acceso a los métodos anticonceptivos y a la píldora postcoital.
  • Las embestidas a la integridad sexual de las personas con diversidad intelectual.
  • Su incesante preocupación-inversión por la segregación de sexo en educación para perpetuar el sexismo.
  • Sus paternalistas medidas de protección ─las denuncias, las medidas cautelares y la protección policial ─  que nos victimizan y evitan que nos reapropiemos de nosotras mismas.
  • Las estadísticas a la hora de contabilizar los casos de violencia machista.
  • O la retorcida idea de modificar el acceso a la reproducción asistida, que por mucho que lo nieguen es misógina, lesbófoba y, además, edaísta.

En general, medidas clasistas e ideológicas que atacan de un modo u otro derechos universales y que intentan colonizar, de nuevo, nuestros cuerpos, nuestras vidas.

Pero este texto no proyecta ser un documento informativo o un análisis de la realidad ni de la actualidad. Pretende ser un reconocimiento a nosotras: a las feministas y a los movimientos de liberación sexual. Quiere ser una celebración de nuestros espacios creados de lucha conjunta, de las múltiples respuestas practicadas y de la incesante búsqueda del común que vamos haciendo para conseguir reventar el sistema. Una invitación a reconocer, por qué no, nuestras respuestas frente a las agresiones sistemáticas del Estado. Respuestas que hemos, estamos y continuaremos ejerciendo. Este texto es un regalo, un conjunto de letras que muestran el orgullo de ser feminista y alimentan a seguir siéndolo.

Al igual que hicieron nuestras hermanas, tías, madres o abuelas, en otros momentos y en otros contextos, hemos salido a la calle con fuerza. Hemos vuelto a teñir las calles de morado, y en blanco y negro hemos gritado aquellos lemas que ahora vuelven con igual rotundidad: “Aborto libre y gratuito” o “Mi cuerpo es mío y yo decido”.

La presencia feminista en las calles ha manifestado que no queremos que nos protejan ─y menos aún sus lacayos, la policía─ y que apostamos por la autodefensa feministas desde las escuelas y en todos los barrios. Nuestras respuestas han mostrado que conocemos el poder de las palabras en la construcción del imaginario colectivo y por eso no cedemos en los conceptos y además, los visibilizamos. Nos hemos encontrado en las conversaciones demostrando que estamos al tanto de las técnicas del enemigo. Sabemos convertir sus estadísticas en pura serigrafía y les decimos que da igual el número que quieran mostrar, porque si “nos tocas a una, nos tocas a todas”. Sabemos, y eso nos hace luchar como leonas, que el único criterio para ser candidatas a las técnicas de reproducción asistida, según la OMS, es “haber tenido relaciones sexuales frecuentes sin protección durante un año que no dieran como resultado un embarazo”.

Llevamos dos años intensos de respuesta colectiva, de escraches feministas, de panteras escupiendo contra el machismo. Han sido dos años de encuentro intergeneracional, donde juntas hemos confrontado contra el sistema. Se han vuelto a crear alianzas y espacios de cuidados. Ahí reside nuestra fuerza, en la suma de un nosotras. No somos enemigas ni víctimas. Somos muchas, somos casi todas y se anuncia que aún quedan muchas por llegar. Una celebración que advierte que “eres guerrera, juntas somos dinamita” y nos recuerda que con las fuerzas de los cuidados y con la rabia que genera la opresión, creamos espacios de seguridad y alianzas necesarias para reapropiarnos y resistir a los ataques.

Resistimos mientras cantamos “¡ele, ele, arsa, arsa, hemos hecho un aborto en la casa, fuera de la ley, fuera de la ley, a ver qué pasa!

No tenemos miedo, estamos cabreadas. Sabemos que somos muchas. Sabemos que somos legión.

http://arainfo.org/2013/08/la-rebelion-de-las-esclavas/

Un trabajo invisible

El documental ¡Cuidado, resbala! pretende precisamente arrojar luz sobre la situación que viven miles de mujeres en España. El proyecto, de la asociación Círculo de Mujeres de Málaga, pone el foco en los cuidados y en la invisibilidad que los rodea. “Los cuidados son el conjunto de actividades que regeneran el bienestar físico y emocional de la gente. Involucran lo que tradicionalmente hemos llamado trabajo doméstico: limpiar la casa, hacer la cama, lavar la ropa... Esas tareas más materiales y también tareas para atender los cuerpos: lavar a un niño, darle de comer, etc. Son necesidades de todas las personas, en todos los momentos de la vida, y no solo los necesitan las personas a las que se llama dependientes como dicen algunos discursos”, aclara al inicio del documental Amaia Pérez, economista.

http://www.eldiario.es/desalambre/trabajo_domestico-documental-Cuidado_resbala_0_153985262.html

cabronas

cabronas

X-Ray of foot in high heeled shoe

X-Ray of foot in high heeled shoe

Fashion victims (Yolanda Dominguez)

La Gran Vía, como cualquier gran avenida, es un repositorio de sueños y deseos alimentado, en parte, por la presencia de grandes marcas que hacen todo lo posible por proyectar su imagen desde sus lujosas fachadas. En sus escaparates cuelgan enormes fotos y maniquíes colocadas para aflorar las ansias de compra de los que pasan por allí. Su fisionomía está diseñada para seducir e intoxicar al humano hasta que alguien decide estropear la fiesta.

La desconexión entre la mano de obra que fabrica esta ropa a miles de kilómetros de aquí y la tienda rodeada de adorno donde se vende se vio temporalmente abortada la semana pasada. Durante 20 minutos y a plena luz del día, aparecieron una serie de mujeres con un atuendo cuidado sepultadas bajo los escombros de un edificio, como ya adelantó Huffington Post.

Entre los restos se podía divisar su ropa, tacones y accesorios que lucían inmóviles en sus cuerpos postrados. Había pasado poco más de un mes desde la tragedia de Bangladesh y la artista Yolanda Domínguez no estaba dispuesta a que este suceso pasara al olvido.

Fashion Victims es el nombre que utilizó para bautizar esta protesta silenciosa concebida para remover conciencias sobre las malas condiciones de trabajo que ocasionaron la muerte de más de 1.000 personas en el país asiático.

http://www.yorokobu.es/las-fashion-victims-sepultadas-bajo-los-escombros-de-bangladesh/

Lo que está pasando en la República Democrática del Congo es un feminicidio

Lo que está pasando en la República Democrática del Congo es un feminicidio

http://www.eldiario.es/desalambre/Caddy_Adzuba-mujer-congo_6_135496475.html

“Tengo miedo cuando me despierto, cuando trabajo, cuando vuelvo a casa, cuando voy a dormir... Es un ciclo continuo”. Así se siente la periodista congoleña Caddy Adzuba desde que fue amenazada por primera vez en 2009.

Adzuba es una de esas voces incómodas que dedica su vida a recordar que el conflicto que vive la República Democrática del Congo (RDC), desde 1996, sigue teniendo consecuencias insoportables: asesinatos, saqueos, familias enteras obligadas a dejar su hogar y miles de mujeres víctimas de las violaciones, que se usan como arma de guerra. Todo ante la indiferencia y el “silencio” de la comunidad internacional. “El conflicto tiene orígenes y causas, no solo congoleñas o africanas, también internacionales y económicas. Y ese es el motivo por el que está olvidado”. La periodista culpa asimismo a las empresas que acuden a la llamada de minerales como el oro, diamante, níquel o coltán, muy presentes en la zona. “Son muchas las multinacionales que están financiando esta guerra negociando con los rebeldes que explotan las minas donde se extraen esos minerales, como el coltán, con el que se hacen los teléfonos móviles de todo el mundo. Tiene que haber un control para que dejen de hacerlo”.

Sus críticas, sin titubeos, son las que la han puesto en el punto de mira. “Haciendo mi trabajo, hiero la sensibilidad del gobierno ruandés, del congoleño y de los rebeldes. Estoy acostumbrada a vivir en el peligro. No soy una inconsciente, ni una heroína", reconoció el miércoles en una charla que dio en Madrid, dentro de la gira que Adzuba está haciendo por España con la Fundación Mainel, para visibilizar el drama que vive el país y en especial el que viven sus mujeres.

“Lo que está pasando en RDC es un feminicidio”, asegura contundente. Con la intención de minar la moral de la población y desestabilizar a la sociedad, explica, las partes en conflicto atacan al más fuerte, que en este caso es la mujer, clave en la integridad familiar y motor de la economía local. “Es ella la que trabaja la agricultura y el comercio. Para destruir el equilibrio, hay que destruirlas a ellas y a sus familias. Cuando se ataca a una mujer, se desestabiliza a todo su entorno”. Y lo hacen con una violencia sexual cargada de brutalidad. “No consiste solo en que las violen para satisfacer sus deseos sexuales. Las violan con sus armas, las mutilan y cortan con cuchillos sus vaginas e introducen trozos de madera”. Da una cifra, solo en el hostpital de Kivu, su ciudad, han atendido a 50.000 mujeres. "¿Cuántas habrá en el resto del país y cuántas no habrán acudido a un hospital?". Aunque los datos oscilan según su origen, instituciones como la American Journal of Public Health llega a hablar de 400.000 violaciones al año.

La periodista, que fue galardonada en 2009 con el Premio de Periodismo Julio Anguita Parrado, trabaja en Radio Okapi, una emisora que funciona bajo el paraguas de la ONU y que llega a todo el país. En sus programas trata habitualmente el tema de la violencia contra las mujeres, les aconseja qué hacer cuando son víctimas y a combatir el tabú. “La sociedad congoleña no logra comprender la magnitud de la situación. Tenemos que ayudar a romper el silencio. En muchos casos es el vínculo de la tradición el que les impide denunciar porque tienen miedo al rechazo social y a ser estigmatizadas”.

Adzuba también es miembro de la Asociación de Mujeres de Medios de Comunicación del Este del Congo, que ha realizado varias denuncias a la Corte Penal Internacional en esta línea, y preside AFIDEP, una organización que trabaja con las con niñas y niños soldado, ayudándoles a superar el trauma, a formarse y a reconciliarse con su comunidad, cuando es posible; y con mujeres víctimas de la violencia sexual. " Están muy traumatizadas, sin fuerzas para vivir. Les suplicamos que no se rindan. El primer paso es que acepten ir a curarse porque muchas padecen lesiones graves, después necesitan un apoyo psicológico. El trabajo puede durar tres o cuatro años. Algunas consiguen convertir la pena en poder". Otro de los programas está destinado a niños abandonados por ser fruto de una violación. “Cuando son rechazados por sus padres intentamos buscarle una familia de acogida.

Durante sus viajes por todo el país, la periodista ha tenido oportunidad de conocer de primera mano las historias de las víctimas de la violencia, algunas de una crueldad difícil de atribuir a un ser humano. En PourQuoi?, una videocreación de Ouka Leele, producida por Bettina Caparrós, habla de su experiencia junto a estas mujeres y analiza la realidad de la República Democrática del Congo. ( Puedes verlo aquí)

El miércoles, poco antes de comenzar la charla en Madrid, se enteró a través de su familia de que una bomba había explotado Kivu. “Ha habido muertos, algunos de ellos niños. La gente estará muy asustada y puede que haya desplazamientos, pero lo que pasa en RDC no es noticia”. Por eso pide los medios de comunicación amplíen el foco y apunten hacia África. “En mi país ha habido más de cinco millones de muertos desde que comenzó la guerra. Hay países con menos de cinco millones de habitantes que despiertan más interés internacional. Se habla de Siria, de Israel y Palestina, pero nadie sabe qué pasa en la República Democrática del Congo”.

Una de piratas

Una de piratas
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La Historia del desnudo como protesta en África.

La Historia del desnudo como protesta en África.

Bodies That Matter: The African History of Naked Protest, FEMEN Aside

http://www.okayafrica.com/2013/03/28/naked-prostest-bodies-that-matter-femen-african-history/

If you’re unfamiliar, FEMEN is a Ukraine based feminist group with chapters throughout Europe, the Middle East, and North Africa. FEMEN has been making waves for the past year now, through their chosen method of activism: naked protest. While the method has gained popularity and visibility in the mainstream, it has also been problematized by feminists in other parts of the world. This past November, when Egyptian feminist Alia al-Mahdy posted photos of her naked body wrapped in an Egyptian flag, there was a huge debate over the use of the method as an example of European feminists imposing their values onto Third world feminism/Islamic feminism. Sara Mourad has already provided an excellent analysis contextualizing the debates surrounding Alia’s naked body, which is in many ways applicable to the latest manifestation of FEMEN’s tactics in Tunisia, via the naked body of Amina Tyler. Tyler’s naked protest has been the topic du jour particularly because of the call for her to be punished with at least 80 to 100 lashes, or actually death by stoning.

Maroud highlights how many women of color feminists have taken issue with what they consider a clear example of imperial feminism, through importing western understandings of nakedness onto Islamic notions of the body; I want to draw attention to what continues to be overlooked. It seems that no one is emphasizing the fact that these white feminists do not own the method they have chosen to declare as their call to arms against patriarchy. In short, before we discuss how FEMEN is engaging in somewhat problematic dynamics with women of color feminists throughout the Middle East & North Africa region, we should recall that their chosen method of protest is certainly not exclusive to white European feminists. Have we forgotten the naked protests that have taken place in Nigeria, Liberia, Kenya and Uganda for over a century? While the conversations surrounding FEMEN’s growing presence in the MENA region certainly highlight valid arguments about Western feminism and how it relates to other notions of feminism/womanism throughout the globe, what I find to be the greatest example of liberalism is that they’ve managed to convince us that they own the method and in some ways, how we understand our own nakedness.

What is arguably one of the most powerful manifestations of naked protest over the past century took place during the Women’s War in Eastern Nigeria (1929) and was a significant manifestation of black women’s resistance to colonial authority and racialised Western notions of the body. The significance of the history of this method continues to manifest in naked protests, which have taken place in West, East, and Southern Africa as recently as December 2012. Yet these black women and their unyielding fearlessness to literally put their bodies on the line and stand against multinational oil companies, corruption, and violence, receive little visibility in the mainstream. Sometimes, even in their own countries, their commitment and strength is dismissed as foolish, unfruitful and futile.

In this era of social media and new technologies FEMEN’s tactics are able to gain notice through their chosen mediums of expression and well connected network. The issue is not so much that they use naked protest as a method, but rather that we continue to confuse our disapproval of how their tactics mimic imperial feminism with the method itself. In other words, FEMEN’s expansion into the Middle East and North Africa is likely a glaring example of imperial feminism, but not because of the method. Women of color, specifically throughout the continent have been using naked protest and genital cursing for centuries to express their intolerance and perform resistance. FEMEN’s naked bodies aren’t the only bodies making waves- while their tactics are highly visible, they have yet to shut down an entire oil facility for seven days with the simple threat of disrobing.

¿qué idea de vida merece la pena ser vivida?

¿qué idea de vida merece la pena ser vivida?

“Deberíamos plantearnos qué idea de vida merece la pena ser vivida de manera colectiva y democrática”

Cuidar, lavar, cocinar, planchar, educar, limpiar, hacer la compra… Este conjunto de verbos y muchos más están relacionados con las mujeres de todo el mundo. Las tareas vinculadas a lo doméstico que realizan a lo largo del día son muchas, muy variadas y la sociedad da por supuesto que el sexo femenino es quien las debe hacer. Todo un conjunto social se ve favorecido por los trabajos, nunca remunerados ni reconocidos, que siempre realizan las mujeres.

La economía feminista trabaja para que esto cambie, para que se valoren y se pongan a escena pública todas esas funciones que son invisibles para la sociedad en su conjunto pero sin las cuales sería mucho más complicada la vida diaria (y la economía de un país). Amaia Pérez Orozco, economista feminista indaga y reflexiona sobre la teoría y la práctica más cotidiana de esta disciplina con el fin de que se estime, considere y recompense la ocupación de la mujer en la sociedad. Hablamos con ella para conmemorar de algún modo el Día Internacional de la Mujer


http://www.diagonalperiodico.net/global/deberiamos-plantearnos-idea-vida-merece-la-pena-ser-vivida-manera-colectiva-y-democratica

 

Silvia Arjona Martín . Madrid

¿Qué es la economía feminista?

La economía feminista se caracteriza por tres puntos que, aunque presentan aplicaciones y formas diferentes, todos tienen algo en común.
Uno establece que economía no es sólo lo que ocurre en los mercados, que no sólo es flujo de dinero y que el trabajo no es sólo lo que se paga, sino que economía son los procesos que sostienen la vida, que generan los recursos necesarios para el bienestar físico y emocional de las personas y que esto implica también muchos trabajos que no se pagan. Por lo tanto es recuperar esa dimensión invisibilizada de los trabajos no remunerados que forman parte de la generación cotidiana del bienestar.

Un segundo punto establece que la economía está vinculada con las relaciones de género de desigualdad donde existe un reparto injusto de los trabajos y de los recursos y, encima, el sistema económico construye y redibuja esa desigualdad. De ahí que para entender realmente cómo funciona la economía necesitamos aplicar una mirada feminista ligada a las desigualdades entre mujeres y hombres.

El tercero, intentar ver, analizar y pensar la economía para transformarla; es decir, no hacer economía desde una posición de asépticas, de expertas, sino que la economía es política y queremos dar una mirada comprometida para lograr mejores condiciones de vida para el conjunto de la población con el fin de acabar con las desigualdades entre hombres y mujeres.

¿Cómo se unen la ciencia económica con las ideas políticas de los feminismos?

La economía feminista es una rama académica y también es movimiento social. En Europa se ha adjudicado al trabajo que determinadas economistas feministas están haciendo en la academia, pero en América Latina, sobre todo, es la forma en que las mujeres abordan su vida económica. Así, se puede decir que a su vez es un ámbito de estudio y de movimiento social desde donde se construyen las relaciones económicas.
Yo descubrí la economía feminista junto con la ecológica en el último curso de carrera, con una asignatura sobre metodologías alternativas. Pero desde siempre ha habido miradas feministas al modelo socioeconómico, aunque el término como tal surge en los años '90. Aún así, aunque yo me vinculé más con ella por la vía académica, apostaría porque la economía feminista se convirtiera en un movimiento social y de alternativa política.

¿Cómo aplicar la teoría de la economía feminista a la práctica cotidiana de la vida?

En América Latina hay más experiencias que en Europa. Una idea es combinar la economía solidaria con visiones feministas, la cuestión es cómo poner en marcha esto ya que en la práctica habría que atravesar distintos niveles: cómo organizamos nuestra vida socioeconómica día a día, a qué le damos importancia, qué redes tenemos, qué objetivos vitales buscamos, cómo distribuimos los trabajos, por ejemplo. Otro nivel sería transformar las relaciones socioeconómicas en la cotidianeidad: cómo luchar por una distribución justa de los trabajos, por unos modelos de bienestar distintos, cuestionarnos el consumismo, etc. Luego habría otro nivel más comunitario donde tendríamos que poner en marcha otras experiencias como el banco del tiempo, trueques, el compartir cosas, etc. Y además, tener en cuenta el nivel más macro de las políticas públicas, de los presupuestos, a qué se dedica el gasto público del Estado, qué forma toma el Estado del Bienestar, qué sistema impositivo tenemos, etc.

 

Pero lo que plantearía el feminismo es que a todos estos niveles deberíamos plantearnos la idea de “vida que merece la pena ser vivida”.

Es decir, cuál es el objetivo social de desarrollo de país a nivel macro y también a nivel comunitario, y cuál es nuestra propia idea del bienestar. Para ello, habría que reconocer los trabajos y recursos necesarios para lograr ese nivel de bienestar, y no sólo los que mueven dinero; es decir, dar valor real a todos los procesos invisibles como el trabajo no pagado en las casas, lo explotado y no valorado en lo comunitario o la economía invisible de los cuidados de lo que se “libra” el Estado.

¿Qué significa exactamente “vida que merece la pena ser vivida”? ¿Bajo qué perspectiva y para quién sería merecida vivirla?

En primer lugar hay que reconocer que la vida es vulnerable y precaria, que hay que cuidarla; pero también, dejar de pensar que solas podemos hacerlo ya que siempre estamos en relaciones de interdependencia con el resto. Para ello es fundamental combinar esa idea de la interdependencia con la de autonomía, porque las mujeres a lo largo de la historia no han tenido autonomía, dando siempre su propia vida por el bienestar ajeno.
Otra idea clave es que la vida que merece la pena ser vivida tiene que respetar siempre dos principios éticos irrenunciables. El primero es la universalidad ya que no se trata lo que yo individualmente entiendo por “vida que merece la pena ser vivida” sino que es algo colectivo, como la vida a la que vamos a responder y responsabilizarnos, es decir, tiene que ser para todos y todas y no podría, por ejemplo, ser el buen vivir de unas personas a costa del mal vivir de otras. El segundo principio es la singularidad ya que la vida es una experiencia individual y también hay que respetar las diferencias de cada quien. Es reconocer la diversidad, posibilitarla y vivirla, no negarla.

La vida que merece la pena ser vivida ha de tener claro las dimensiones materiales pero también las emocionales y afectivas. No sólo preguntarnos por el tipo de vivienda que merezco sino también si tengo espacios de libertad para compartir la vivienda con quien yo quiera, por ejemplo, debates que no siempre se plantean en las agendas políticas.

Y por último, habría que romper con el binarismo sexual. No por nacer con una biología estamos condenadas a vivir un lugar en el mundo. Dar libertad a nivel sexual y de género sería esencial.Pero en todo caso, la idea de “vida que merece la pena ser vivida” no es lo que yo entienda o tú entiendas, sino lo que colectiva y democráticamente decidamos y con la que nos responsabilicemos. Tenemos que definir qué es bienestar para hacernos colectivamente responsables de este nivel de bienestar.

El día de hoy (8 de marzo) sirve para reflexionar, entre otras muchas cosas, sobre la división sexual del trabajo, que relega a las mujeres a un papel secundario en la sociedad, ¿cómo surge esto y por qué?

Me parece irrelevante preguntarse por los orígenes de la división sexual del trabajo, lo que me parece interesante es preguntarnos por los mecanismos que lo perpetúan. Así, el derecho a maternidad y el derecho a paternidad es un derecho que perpetúa la división del trabajo; el tener un mercado laboral que sigue exigiendo el trabajador champiñón, plenamente disponible y flexible para el mercado laboral, perpetúa dicha división sexual del trabajo; el que los sindicatos no se tomen en serio el trabajo no remunerado también lo perpetúa; el que los movimientos sociales sólo valoren el trabajo más público y no el de mantenimiento cotidiano es otra forma de división sexual del trabajo; el no enseñar a los chavales en clase a cuidarse a sí mismos perpetúa la división del trabajo; el régimen discriminatorio del empleo del hogar o los mecanismos de regularización de la población inmigrante también perpetúan esta división porque dificulta la reunificación y hace que haya mujeres solas que dejan en su país de origen a personas dependientes para que sean otras mujeres, normalmente sus madres, tías, hijas mayores o vecinas, las que se hagan responsables y cargo de ello... Todos estos mecanismos son relevantes y preguntarse esto es más útil que preguntarse por los orígenes.

¿Qué papel presentan los movimientos feministas dentro de esta economía y de sus miradas?

Para el conjunto de movimientos sociales “el cambio va a ser sí o sí, lo importante es si queremos gobernarlos con criterios de justicia o con criterios de mercado”, que dice el movimiento ecologista. Creo que las cosas están cambiando a un ritmo vertiginoso. El riesgo es normalizar las condiciones de degradación de vida y las condiciones sociales. Es el momento justo para cuestionarlo en lugar de normalizarlo.
Pero es cierto que es un momento de oportunidad para el movimiento feminista aunque no me atrevo a decir si lo está aprovechando. Hay gente que está apostando mucho por la unidad y las relaciones con otros movimientos como el ecologista, el decrecimiento, con otros feminismos de lugares donde no hay mucha relación como los de Grecia, Portugal, Italia o América Latina. Por lo que necesitamos una conferencia a nivel global y una mayor relación del movimiento feminista con otros movimientos críticos.

 

¿Cómo aplicar e introducir todas estas ideas a las prácticas del desarrollo de los pueblos desde la perspectiva de la cooperación internacional?

Hay gente que está haciendo esfuerzos interesantes. La cooperación asistencialista y cuestionadora de los modelos de desarrollo se puede abordar desde una manera técnica, como una receta que se aprende y se aplica al terreno, a una manera mucho más política y crítica donde la mirada de género implique revisar con más profundidad los objetivos del proyecto y su desarrollo.
El problema es que esa visión más crítica no ha tenido tanto éxito porque la cooperación ha tenido una óptica asistencialista o ha metido en el mismo modelo de desarrollo a quienes no estaban metidos en él.
Otro apunte interesante es que no sólo tenemos que abordar los procesos de empoderamiento con las mujeres con las que trabajamos sino también nosotras, las trabajadoras, partiendo de la idea de cómo es el proceso de dicha labor. Ahí no se ha llegado y, precisamente, empezar a ver el género como algo técnico es un problema enorme porque le quitas el componente político, que es la esencia.

Teniendo en cuenta este Día Internacional de la Mujer que muestra qye aún no se ha conseguido una situación de igualdad en ninguna parte del mundo y que debemos seguir luchando y trabajando para conseguirlo, ¿cómo ves este camino?, ¿hacia dónde se dirigen los feminismos?

Es crucial respetar la diversidad y no seguir la bandera de una misma línea dentro de los diversos feminismos. Reconocer la pluralidad de los feminismos, tomarse muy en serio una visión global con otros feminismos de otros lugares, ponerse en red y, en concreto, que los de los países del Norte compartan mucho con los del Sur.
Hacer conexión también con otros movimientos críticos que están preguntándose cuál es la vida que merece la pena ser vivida y cómo la organizamos. Confluir mucho y el ecofeminismo es una de las líneas que me parece más potente y que está trabajando el fondo de esta cuestión.

 

Alcance de la menstruación.

Alcance de la menstruación.

Hasta ahora, las mujeres se han deshecho del sangrado menstrual como si éste fuera un residuo indeseable y antihigiénico. Sin embargo, gracias a una nueva investigación se sabe que el sangrado menstrual es una fuente rica en células madre, mismas que tienen la capacidad de multiplicarse y diferenciarse en cualquier tipo de células.

Hace algunos años, la sangre del cordón umbilical era considerada la última reserva de células madre. Sólo aquellas mujeres que dieron a luz, en algún momento de su vida, tuvieron la posibilidad de conservar las células madre, ya que éstas se obtuvieron a partir del cordón umbilical. Sin embargo, en la actualidad investigadores encontraron y cultivaron con éxito células madre provenientes del sangrado menstrual. Esto hace posible, incluso para todas aquellas mujeres que jamás han dado a luz, el poder preservar células madre para su propio beneficio.

Para todas aquellas mujeres quienes anteriormente consideraban su periodo como un mal necesario y doloroso, el descubrimiento de células madre en el sangrado menstrual les ha dado un nuevo significado de menstruación.

Las células madre tienen como principal característica el poder diferenciarse en cualquier otro tipo de célula. Al ser inmunológicamente inmaduras por naturaleza, estas células, tienen la capacidad de contribuir con éxito en la supervivencia de células después de un trasplante. Los investigadores cultivaron células madre a partir de sangrado menstrual y las células cultivadas se diferenciaron con éxito en neuronas in vitro, todo esto bajo condiciones controladas de cultivo en un laboratorio. Cuando se infundieron las células diferenciadas a un ejemplar animal con infarto cerebral, éstas redujeron los problemas conductuales presentes.

Ahora se sabe que la pared endometrial del útero tiene como principal característica la regeneración. Hay una espesa capa de glóbulos rojos que se desprende cada mes y el útero prepara un nuevo revestimiento endometrial; al mismo tiempo, se prepara así mismo para el embarazo. La sangre que se pierde contiene muchas células, algunas de las cuales tienen propiedades regenerativas. Los investigadores intentaron descubrir lo práctico o factible que puede ser la recolección del sangrado menstrual para cultivar las células madre. Llevaron a cabo muchas pruebas para analizar la sangre que se pierde y descubrieron que estas células no sólo pueden ser cultivadas, si no también diferenciadas en células específicas como las del cartílago, el tejido nervioso o el adiposo. Al inducir las células madre en el linaje adipogénico, osteogénico o condrogénico, éstas manifestaron características histológicas como la presencia de vacuolas grasas (liposomas) en adipocitos o depósitos de calcio para hueso.

Las células madre de la menstruación (MeSC’s, por sus siglas en inglés) tienen gran importancia en la traducción clínica de terapias regenerativas. Los estudios demuestran que son la única población de células que pueden ser infundidas sin problema alguno, y que las mujeres pueden proporcionar un constante abastecimiento de células madre hasta el momento en el que alcanzan la menopausia. Al considerar su relevancia e importancia en el tratamiento de enfermedades poco comunes incluyendo algunos trastornos neurológicos, se vuelve crucial para las mujeres el preservar su sangrado menstrual en el Menstrual Blood Bank (Banco de Sangre de Menstruación).

El Menstrual Blood Bank permite que las mujeres almacenen su sangrado menstrual (bajo las condiciones requeridas), y lo preserven para el futuro. Estos bancos cobran una cuota anual mínima por almacenamiento y preservación, lo cual permite tener sus beneficios de por vida. A pesar de que el almacenamiento del sangrado menstrual es aún algo novedoso y se sigue investigando mucho al respecto, si se utilizaran sus beneficios, se podría demostrar que puede llegar a ser de mucha ayuda para todas las mujeres que desean darse a sí mismas el regalo de una buena salud. El proceso de recolección del sangrado menstrual es simple; semejante a un tampón, debe introducirse una copa de silicón en la vagina cuando se presente el sangrado más abundante. La copa es colocada dentro de la vagina durante al menos tres horas para recolectar aproximadamente 20 mililitros de sangre. Posteriormente, ésta se vierte en un kit de recolección y se envía al laboratorio del Menstrual Blood Bank donde es procesada, congelada y almacenada. Lo que hace a este método algo fácil de usar es que es completamente indoloro y no invasivo. Y también hace posible el que cualquier mujer que desea preservar células madre para el futuro lo haga sin tener que esperar a tener un bebé.

El alcance del almacenamiento del sangrado menstrual es tan amplio, como lo es también, la necesidad de terapias regenerativas que incorporen las células que pueden ser injertadas y diferenciadas. Aunque la tecnología de las células madre menstruales aún no se utiliza en tratamientos o terapias para humanos, la investigación dio a conocer las propiedades benéficas de estas células y su potencial uso en el tratamiento de numerosas enfermedades como la ateroesclerosis, la diabetes, los infartos cerebrales, la artritis reumatoide, la enfermedad de Parkinson, entre muchas otras. Además, el sangrado menstrual puede resolver el problema de rechazo inmune en el caso de los trasplantes, al permitir que la mujer (en este caso, la paciente) use sus propias células madre para el tratamiento. Por lo tanto, se puede concluir que el almacenamiento del sangrado menstrual tendrá un amplio alcance en el futuro y será el próximo gran logro en el ámbito de la medicina.

Referencia: “Multipotent Menstrual Blood Stromal Stem Cells: Isolation, Characterization, and Differentiation” escrito por Amit N. Patel, Eulsoon Park, Michael Kuzman, Federico Benetti, Francisco J. Silva, y Julie G. Allickson.

Source-Medindia

Fuente:
www.medindia.net/news/healthinfocus/Menstrual-Blood-Banking-Scope-and-Future-95616-1.htm

Traducción: Alejandra Canales Rivera

“La incorporación de la experiencia cotidiana en el análisis urbano”

“La incorporación de la experiencia cotidiana en el análisis urbano”

Adriana Ciocoletto, presentará en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (ETSAB) los trabajos finales de máster la tesis de máster "La incorporación de la experiencia cotidiana en el análisis urbano". El objetivo principal de la investigación ha sido comprobar la incorporación de la dimensión cotidiana en la práctica urbanística actual especialmente en Cataluña, a partir de un análisis crítico y propositivo de la realidad. La metodología utilizada ha sido el análisis teórico de la bibliografía, el análisis crítico de la práctica urbanística y el análisis empírico de la realidad. El trabajo ha confirmado que en la práctica urbanística actual se ha generalizado la visión de la vida cotidiana desde una concepción exclusivamente productiva dejando de lado especialmente las actividades relacionadas con el cuidado y la reproducción de la vida. Las teorías feministas y los estudios de género han sido las que han aportado una mirada crítica a esta tendencia, pero han quedado en un plano marginal, no habiendo sido incorporadas a la práctica general. Se ha podido comprobar que con la utilización de las metodologías cualitativas con perspectiva de género es posible incorporar la experiencia cotidiana en el análisis urbano.

http://punt6.wordpress.com/2013/02/26/la-incorporacion-de-la-experiencia-cotidiana-en-el-analisis-urbano/

La Bella Durmiente

La Bella Durmiente

Érase una vez… una reina que dio a luz una niña muy hermosa. Al bautismo invitó a todas las hadas de su reino, pero se olvidó, desgraciadamente, de invitar a la malvada, Maléfica. A pesar de ello, esta hada maligna se presentó igualmente al castillo y, al pasar por delante de la cuna de la pequeña, dijo: “¡A los dieciséis años te pincharás con un huso y te convertirás en una mujer independiente!”. Un hada machista que había cerca, al oír el maleficio, pronunció un encantamiento a fin de mitigar la terrible condena: “al pincharse en vez de ser una mujer libre, la muchacha permanecerá lavando, limpiando y cuidando a su príncipe y a toda la corte”.

Pasaron los años y la princesita se convirtió en la muchacha más inteligente del reino. El rey había ordenado quemar todos los husos del castillo para que la princesa no pudiera elegir y se convirtiera en una mujer pasiva y sin opinión a la que solo le gustase peinarse, cantar canciones cursis y pintarse, y como no, esperar caer en manos de un príncipe que le diga lo que tiene que hacer sin preguntarle opinión alguna.

No obstante, el día que cumplía los dieciséis años, la princesa acudió a un lugar del castillo que todos creían deshabitado, y donde una vieja sirvienta, desconocedora de la prohibición del rey, estaba hilando. La muchacha se pincho. La maldición de las dos hadas estaba a punto de concretarse. La princesa se pinchó con un huso y cayó fulminada al suelo como muerta, cuando despertó se sentía totalmente distinta.

Se levanto y ya estaba casada con un príncipe que era un vago y borracho, además tenía que estudiar los decretos de la corte para más tarde ponerse a limpiar para que todo estuviese reluciente. Médicos y magos fueron llamados a consulta. Sin embargo, ninguno logró vencer el maleficio y dura hasta nuestros días, hoy no le llamamos bella durmiente sino sobrecarga invisible.

Más cuentos en:

A Clau Roya
http://aclauroya.wordpress.com/

Sí, me quiero.

Cenicienta y las hermanastras

Cenicienta y las hermanastras

fuente:Feministas acidas

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Por qué los hombres dejaron de utilizar zapatos de tacón?

¿Por qué los hombres dejaron de utilizar zapatos de tacón?

Comenzaron siendo un zapato para montar a caballo, esencial en el traje de combate de los gerreros de Persia. Los hombres de la aristocracia europea lo copiaron, para dejar bien claro que pertenecían a una especie superior que no  necesitaba ni trabajar ni andar mucho y donde las extravagancias significaban estatus y poder. Pronto, las mujeres de la aristocracia lo copiaron, al igual que hicieron con el maquillaje y el pelo corto.

Hoy en día han pasado a ser exclusivos de mujeres, aunque nadie duda de ser poco prácticos.

Si en un futuro próximo los tacones volviesen a ser sinónimo de poder, los hombres retomarían el uso como el que hacen las mujeres.

Read more:

http://www.bbc.co.uk/news/magazine-21151350

"The high heel was worn for centuries throughout the near east as a form of riding footwear," says Elizabeth Semmelhack of the Bata Shoe Museum in Toronto.

Good horsemanship was essential to the fighting styles of Persia - the historical name for modern-day Iran.

For generations they have signified femininity and glamour - but a pair of high heels was once an essential accessory for men.

Beautiful, provocative, sexy - high heels may be all these things and more, but even their most ardent fans wouldn't claim they were practical.

They're no good for hiking or driving. They get stuck in things. Women in heels are advised to stay off the grass - and also ice, cobbled streets and posh floors.

And high heels don't tend to be very comfortable. It is almost as though they just weren't designed for walking in.

Originally, they weren't.

¿RAJOY ES TONTO Y ANALFABETO?

¿RAJOY ES TONTO Y ANALFABETO?

 

Por Lucía Etxebarria

Este titular tiene por objeto llamar la atención.

Hace un año escribí un artículo que tenía por título “La infanta Cristina es tonta y analfabeta”. La versión suavizada del artículo no se pudo publicar en ninguna parte. Así que escribí una versión hardcore del artículo y lo colgué en mi perfil de Facebook. El  perfil de Facebook fue desactivado. Más tarde colgué el artículo en una web. Y la web fue hackeada. Pero eso no frenó el avance del texto… el  caso es que el artículo corrió de un lado a otro, vía mail, vía redes sociales, y muchísima gente lo ha leído.

Ojalá pasase lo mismo con este artículo.

Señor Rajoy:

Usted es tonto.

Si le birlan 22 millones (suponemos que bastante más porque esto es la punta del iceberg) y usted ni se entera, es tonto.

Si en su partido corren los sobres de dinero negro como la cocaína en un afterauers y usted ni se entera, usted es tonto.

Si usted ve normal que el marido de Andrea Fabra, elegido A DEDO, eligiera para gestionar los análisis clínicos de la Comunidad a la empresa de la que es consejero, y que cuando, ocupando aún el cargo en la Comunidad, decidiera privatizar esos análisis; si usted ve normal lo del ático en Marbella del señor González, usted es tonto.

Y si usted es tonto, me pregunto cómo va a sacarnos de la crisis.

Ah… que no nos ha sacado.

Ah… que estamos peor que antes.

Ah… que están ustedes cerrando urgencias, privatizando sanidad, denegando becas escolares y echando a gente de su casa.

Ah… que en comparación con usted, Zapatero empieza a caernos hasta bien.

Señor Rajoy, los del partido partido rival de usted tampoco son muy listos que digamos. Que en Andalucía también van perdiendo dinero como locos. Que sí, que lo sabemos.

Lo que yo no puedo entender es que una señora que hasta ahora ha estado casada con un ministro al que ha elegido usted, una señora que trabaja para una televisión controlada por usted, una señora, pues, afín a su partido (a Edurne Iriarte me refiero), me venga poco menos que a soltar ayer que lo que pasa en su partido no es para tanto porque al fin y al cabo el PSOE ha hecho lo mismo con los ERES. Y que, a su lado, otro tertuliano también afín a su partido tuviera la desfachatez de venir a decir que aquí en España quien más quien menos casi todo el mundo es corrupto y que eso es una cosa de la idiosincrasia del país.

Idioticracia, más bien.

Señor Rajoy: cada vez que alguien de su partido me viene a hablar de los ERES de Andalucía para justificar lo que pasa en su partido lo que me viene a decir es que aquí en España la corrupción es la norma, no la excepción, y que entonces nos tenemos que apoquinar con lo que hay. Que no podemos tener sanidad, becas escolares de comedor, urgencias rurales etc… porque aquí robar dinero es lo normal.

¿Usted se imagina que la defensa de José Bretón se argumentara en que también asesinaron a Marta del Castillo y a sus asesinos no les ha venido a pasar casi nada?

Señor Rajoy: A mí no me vale que la señora Cospedal me diga que en el PP “quien la hace la paga”.

No me lo creo.

Repito: No me lo creo.

Mentira podrida.

Le recuerdo que en el PP se indulta a los corruptos.

Han indultado ustedes a Tomás Gomez Arrabal, exalcalde de la localidad malagueta de Valle de Abdalajis, condenado por corrupción, y con él a tres concejales condenados por delitos continuados de prevaricacion. Los cuatro eran militantes del Partido Popular. Salvaron de la cárcel a: Josep Maria Servitje (exsecretario general del Departamento de Trabajo de la Generalitat) y a Víctor Manuel Lorenzo Acuña (empresario) que desviaron fondos mediante el encargo de informes inútiles. Eso lo hicieron cuando aún eran socios de los convergentes. Indultaron a Constancio Alvarado, exsecretario de la subdelegación del Gobierno en Cáceres, a José Manuel Sánchez Donoso y a Luis Calle Fernández, que habían sido condenados en 2010 por vender permisos falsos a inmigrantes. Indultaron a Miguel Escudero Arias-Dávila, tras ser condenado por la Audiencia Provincial de Madrid como autor de un delito continuado de falsedad en documento mercantil en concurso con un delito de estafa. Han indultado ustedes a políticos, banqueros y empresarios… Y a cuatro mossos de escuadra condenados por torturas, en una decisión que ha soliviantado de tal forma a los jueces que casi 200 han firmado un documento en el que acusan al Ejecutivo de dinamitar la división de poderes (ahí es ná) con una decisión “abusiva” y “éticamente inasumible”.

En el PP el que la hace no la paga.

Cobra.

Y en negro.

Por si esto no fuera prueba de que en el PP el que la hace no es que la pague, sino que cobra, le recuerdo a usted el escandaloso nombramiento de un hombre de La Caixa para la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo. Sí, la misma sala que acabará juzgando las preferentes, las cláusulas suelo y otros abusos bancarios.

Un autoblindaje del establishment.

Y ¿tengo que recordarle que en 2011 el partido Popular reclamó el archivo de las actuaciones contra Bárcenas en el caso Gurtel?

Y por cierto, no, no me olvido de que cuando gobernaba el PSOE también se indulta a los corruptos, no lo olvido.

Señor Rajoy: De nada sirve legislar si los mismos que legislan garantizan la impunidad de los corruptos.

Pero para rizar el rizo, pretende usted llevar adelante una reforma penal según la cual…

Despojarían  al Juez Instructor de toda competencia, dejando en manos de la Fiscalía todas las diligencias de los sumarios.

¿Qué significa esto?

Pues que el sumario pasa de controlarlo un señor que, en teoría, es independiente, a uno que está regido por el principio de Obediencia Jerárquica, y cuyo jefe supremo es, ¡oh, sorpresa!, el Ministro de Justicia.

Sustituirían el Principio de Legalidad, que preside nuestro Derecho, por el de Oportunidad.

¿Qué significa esto?

La diferencia radica en que el primero, de manera sencilla, obliga a perseguir de oficio todo hecho que revista indicios de criminalidad, mientras que el segundo se basa en la economía de medios, o sea:

Se persigue… si compensa, o si interesa.

Viene a decir que, dependiendo de quién sea el posible imputado y posteriormente procesado y condenado, se investiga, o se deja pasar. Ya se sabe: me debes un favor de los grandes… y ya te lo cobraré.

Todo esto es lo que tiene en mente el Gallardón, pero no por iniciativa propia, no…

Porque estas medidas cuentan con el entusiasta apoyo de la clase política.

Y es que suponen el fin definitivo a sus problemas judiciales.

Es decir, esta reforma penal les viene bien a todos los corruptos: a los del PSOE, a los suyos, a los de CiU y a los que vayan por libre.

Señor Rajoy:

Si usted no se ha enterado de que su partido está corrupto hasta la médula, usted es tonto. Si de verdad me dice que su tesorero puede birlarle cuatro mil millones de pesetas y usted no alberga la más mínima sospecha, es usted muy bobo.

Y sí, me creo lo que dicen ustedes de que en el PSOE tampoco están mucho mejor. Y sí, de verdad, me creo que Pujol tenga cuentas en Suiza, porque si no no se explica de dónde saca pá tanto como destaca su hijo, yo al menos no me explico cómo Oriol y sus hermanos (una nueva versión de Rocco y sus hermanos) son miembros de al menos 73 empresas, y por qué todas ellas están relacionadas de una forma u otra con encargos de la Generalitat…

Me lo creo, de verdad que me lo creo.

Eso es lo peor: que me lo creo.

Pero que el partido de al lado también sea corrupto no hace que el suyo deje de serlo.

Y lo que a mí me queda claro es que usted no está haciendo nada, pero nada, para luchar contra la corrupción, y sí mucho por afianzarla.

Por lo tanto señor Rajoy, usted miente.

Usted no tiene ninguna intención de luchar contra la corrupción.

Le recuerdo a usted que la organización no gubernamental Access Info Europe, que lucha por la transparencia informativa, le preguntó a usted, sí, a usted, señor Rajoy, cuáles eran las medidas que ha adoptado España para luchar contra la corrupción. En realidad se lo preguntó a su antecesor, pero resulta que la pelota le rebotó a usted. Usted la rebotó a su vez al Ministerio de Justicia. Allí, el Supremo sostuvo que los datos solicitados son una forma de pedir explicaciones al Ejecutivo y no una petición de información en sí.

Y Access Info Europe fue condenada por el Tribunal Supremo a pagar 3.000 euros de costas por querer conocer las medidas que ha adoptado España para luchar contra la corrupción.

Señor Rajoy:  España es, precisamente, el único país europeo de más de un millón de habitantes que no tiene una legislación que ponga coto al secretismo de la Administración y abra los archivos de todas las instituciones que reciben fondos públicos.

Y ahora ya no me dirijo al señor Rajoy sino a vosotros que me estáis leyendo.

Esto se puede y se debe acabar.

La crisis en España no es una crisis financiera, es una crisis moral.

Y hemos llegado a un punto en el que esto se debe parar.

Y se puede parar.

Se puede exigir al gobierno del Señor Rajoy o al que venga después que tome medidas para que esto pare.

Medidas simples como:

- Que el indulto, tal y como está concebido, desaparezca. Que el Gobierno tenga que dar explicaciones claras sobre a quién indulta y por qué. Para que deje de ser la puerta por la que se escapan los corruptos.

- Que no se lleve a puerto la Reforma Penal proyectada por Gallardón.

- Que se imponga la transparencia informativa: se deberían facilitar datos de todas las obras públicas que cada ayuntamiento acomete.

- Que se imponga la conservación de documentos.

- Que se imponga la prohibición de aceptar regalos.

- Que se imponga que cualquier compra que realicen las Administraciones Públicas debería estar ejecutada a precios de mercado e incluir, necesariamente, al menos tres ofertas de proveedores diferentes, para poder elegir la más adecuada.

- Que se imponga la transparencia total de las Administraciones Públicas: que cualquier decisión tomada por un funcionario dentro del cumplimiento de su profesión pueda ser conocida por el resto de ciudadanos, excepto por cuestiones relacionadas con la seguridad. Y así, ningún miembro de la Administración podría negarse a satisfacer las necesidades de información no sólo de los periodistas, sino de los votantes.

- Que se imponga la ausencia de cargos de designación política: actualmente en todo el territorio nacional existe un elevado número de cargos cuya designación ha sido realizada sin ningún criterio de méritos. La hermana de Esperanza, el marido de la Fabra (sí, ese que siendo Consejero de Sanidad nombrado a dedo privatiza los análisis clínicos y luego consigue que sea su empresa la que se lleve la millonaria concesión de esos análisis), etc, etc. La guinda del pastel la pone una alcaldesa que no ha sido votada.

- Que se impongan las pruebas objetivas: para cubrir el lugar de los altos cargos de las Administraciones Públicas deberían realizarse pruebas objetivas, en lugar de ser por designación partitocrática. Estos  cargos deberían designarse por méritos propios, nunca por “soy pariente de, novia de, amante de, prima de, la hermana de…”.

- Que la remuneración de los sueldos públicos sea homogénea: no es lógico que un concejal en Alcalá de Henares pueda cobrar diez veces más que uno en Pontevedra, por ejemplo. Y debería ligarse a factores económicos medibles con el índice de precios de consumo (IPC).

- Que se imponga la homogeneidad de sueldos: los políticos no deberían jamás poder decidir sus propios sueldos.

- Que se imponga la incompatibilidad del cargo público con el ejercicio de actividades privadas relacionadas directamente con los asuntos en que tenga que intervenir por razón de su cargo.

Es decir,

Un político no debería, por ley:

- pertenecer a consejos de administración u órganos rectores de empresas cuya actividad esté relacionada con las que gestione el ayuntamiento;

- desempeñar cargo representativo o ejecutivo en sociedades concesionarias, contratistas de obras, servicios o suministros, arrendatarias o administradoras de monopolios o con participación o aval del sector público local;

- tener participación superior al 10 por ciento en el capital de dichas empresas.

Y ya de paso, acabe usted con la amnistía fiscal. Si esa amnistía consiguió recaudar 85 millones de euros y diez eran de Bárcenas, es como para creer que hizo usted la ley a medida de su tesorero.

Y por supuesto. Que los delitos de corrupción NO PRESCRIBAN, para que su (ex) amigo Bárcenas no pueda irse de rositas.

Tan simple como esto. 

Se puede y se debe exigir.

¿Y cómo puede exigirse?

Acabando con la ignorancia.

 

«No es una crisis, es una estafa», oímos decir desde hace meses.
Es una historia de robo, de complicidad, de sumisión, de ignorancia generalizada y de maniobras de distracción.

Cuando los valores morales en una sociedad son la codicia desaforada, el consumismo, la frivolidad, el sensacionalismo, el culto a la apariencia, el culto al cuerpo, el yo-mí-me-conmigo, el hedonismo, el solipsismo, el egoísmo, el ni-lo-sé-ni-me importa, el no-leo-periódicos-porque-me-aburro-y-yo-sólo-leo-el-cuore, porque la frivolidad-es muy-moderna; cuando cada uno barre para casa y únicamente mira por lo suyo y le interesa menos que cero el bien común; cuando a los corruptos no sólo no se les condena sino que se les premia y se les admira y se les vuelve a votar; cuando las palabras ética y moral se pasan de moda, antes o después el sistema cae, como ha quedado demostrado. Y se polariza: los ricos se hacen mucho más ricos; y los pobres, más pobres.

Pero hemos llegado a un punto en el que la única manera de salir adelante es desde la información y la exigencia.

Información es conocimiento, conocimiento es sabiduría, sabiduría es poder.

Todos podemos salir a la calle a exigir una Ley de Tranparencia y una Ley Anticorrupción serias. Y ha llegado el momento de hacerlo.

Si estás de acuerdo, haz correr este texto como hiciste correr el de la Infanta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres